In Colombia, En Español, Venezuela

Los senadores Iván Cepeda y Gustavo Petro anunciaron tutelas ante el hecho de que el Gobierno no consultó al Senado.

Por Tomás Betín

Publicado en El Heraldo, 1 ° de Junio, 2020
________________________________________

En el marco del debate de control político de este miércoles en la plenaria del Senado, los senadores Iván Cepeda, del Polo, y Gustavo Petro, de la Colombia Humana, advirtieron que la presencia de las tropas de los Estados Unidos en Colombia, que según el Gobierno cumpliría una labor de asesoría en la lucha contra el narcotráfico, en realidad ambientaría una guerra contra Venezuela.

En su intervención, Cepeda señaló que “este Gobierno está al servicio de la directriz exterior más impopular en el mundo, la de Donald Trump. (…) Además, hay que señalar la responsabilidad del presidente en la violacion de nuestra Constitución a través de la imposición de la presencia ilegal de tropas estadounidenses en nuestro territorio. (…) En toda circunstancia de la presencia de tropas extranjeras en el país se requiere consultar al Consejo de Estado y al Senado”.

Frente a la unidad militar estadounidense que llega al país, el senador del Polo reveló que “esta fuerza ha sido puesta en actividad en Afganistán y Siria, y otros países de África, utiliza relaciones y entra en vínculos con organizaciones paramilitares. Le pregunto al ministro (de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, citado) si ha leído los manuales de esta brigada, porque esta brigada asesora fuerzas paramilitares, milicias no gubernamentales y socios irregulares”.

Agregó que el jefe del estado mayor conjunto de EEUU, Mark Milley, ante el Congreso de ese país “ha señalado que en Afganistán esta fuerza de élite entró en contacto con organizaciones paramilitares y en diciembre pasado HRW denunció que las tropas de EEUU estaban involucradas con grupos paramilitares y ejecuciones extrajudiciales. Y se lee en su manual que la Brigada de Asistencia de Fuerzas de Seguridad debe no solo preparar a las fuerzas locales sino trabajar lado a lado con ellos y participar en enfrentamientos en terreno con el enemigo”.

Aseveró el parlamentario citante que esta brigada “prepara escenarios para una guerra internacional. No solamente está ligada al contingente del mar Caribe, a la flota naval, sino que también estamos asistiendo al desarrollo de operaciones mercenarias contra Venezuela. A finales de marzo el mayor general Clíver Alcalá explicó que en Riohacha existía un campamento en el que se entrenaban mercenarios para una operación contra Venezuela”.

Por ello, anunció la presentación de un par de tutelas por esta situación: “La intromisión persigue generar actividades contra el campesinado cultivador de coca en las Zonas Futuro, en Catatumbo y Tumaco, en vez de estar implementando el Acuerdo de Paz, es decir estamos viendo un ataque frontal al proceso de paz. Por eso vamos a presentar una tutela con las organizaciones campesinas para que el juez constitucional decida sobre la presencia de esas tropas. Y presentaremos otra tutela de senadores porque ha sido negado nuestro derecho fundamental a la participación política por desconocer la consulta al Senado sobre la presencia y la operación que se llevó a cabo en enero pasado, en la que estuvieron presentes 75 paracaidistas de EEUU y dos aviones Hércules”.

A su turno, el senador Petro se preguntó por qué el Gobierno no había pasado la llegada de estas tropas por el Senado si tiene las mayorías: “Por hay un trasfondo. En el Tiar se prohíbe la agresión a un estado y también la intervención de EEUU, no se puede acudir al Tiar, porque el Tiar es ley en Colombia. No hay base legal para explicar por qué esas tropas extranjeras están en Colombia”.

Añadió que en estos momentos “el mundo gira en la órbita del cuestionamiento de la existencia humana por nuestra propia economía, nuestro consumo y nuestra producción. La geopolítica empieza a moverse alrededor de eso, tratan de mantener el ‘status quo’ a través del control de la reserva petrolera, porque EEUU no puede mantener una forma de vivir sin el control de los combustibles fósiles. Por eso han estallado las guerras todas del Siglo XXI, pero ha tenido EEUU la contraparte de China y Rusia”.

Debido a lo anterior, señaló el también citante, “no es un chiste pensar que EEUU quiere controlar las reservas de Venezuela. (…) En Venezuela hacen alianzas con Rusia y China y en Colombia con EEUU, con el peligro de una explosión bélica que convertiría a Colombia y Venezuela en Siria, Libia o Irak, es decir en una fragmentación armada y violenta del territorio con ejércitos privados controlando el petróleo y el narcotráfico”.

*****
Tomás Betín: Cartagena, 1978. Periodista de La Tadeo. Mientras estudiaba escribía para el suplemento cultural de El Universal de Cartagena e hizo sus prácticas universitarias en la Oficina para Reinsertados de Bolívar. Fue jefe de prensa del Instituto de Cultura de Cartagena, columnista de Panorama Latino de New Jersey, redactor nacional de El Espacio y actualmente es corresponsal de El Heraldo en Bogotá.

*****

EDITOR’S NOTE: We remind our readers that publication of articles on our site does not mean that we agree with what is written. Our policy is to publish anything which we consider of interest, so as to assist our readers in forming their opinions. Sometimes we even publish articles with which we totally disagree, since we believe it is important for our readers to be informed on as wide a spectrum of views as possible.

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

Translate »